¿Qué persona quieres ser? ¿qué persona quiere Dios que sea?...

     Descubrir la propia vocación como un  don para los demás, el sentido de la vida, nuestro lugar en el mundo. el sueño de Dios para cada uno de nosotros, fueron algunas de las cuestiones a las que los alumnos de 4ºESO y Bachillerato intentaron dar respuesta en estas jornadas de la mano de M. Elizabeth. Un  tiempo tranquilo para pararnos desde la Palabra y el símbolo y transformarnos.

     "Toda vocación comienza con una búsqueda sincera del Sueño de Dios para ti. En ese descubrimiento te juegas la felicidad y el sentido de tu vida"