Primeros días...

Después de una gran noche muy movidita, nos hemos levantado y desayunado para coger fuerzas, pues nos esperaban unas actividades muy chulas: montar a caballo, tiro con arco, manualidades con material reciclado...

En la comida nos deleitaron con unos ricos macarrones con tomate, de primero y, de segundo, albóndigas con patatas.

Por la tarde seguimos con nuestras clases de inglés y momentos de convivencia que nos permitieron conocer a compañeros de otro colegios.

Toca ducha, cena y acabar el día con un pequeño momento de oración.

Mañana más y mejor...