RR. Calasancias

Una Comunidad al servicio de la Educación

     Así somos y así nos presentamos la comunidad religiosa de Hijas de la Divina Pastora; Calasancias en Getafe. Un grupo de personas normales que quieren ser compañeras fieles de todos los que formáis la gran familia calasancia. 

     ¿Qué hace un grupo de once mujeres viviendo y trabajando juntas? ¿Por qué hay una comunidad religiosa al frente de un colegio calasancio?

     En primer lugar, queremos ser testimonio de una pasión común. Y es que todos los que estamos aquí somos unas apasionadas por la educación. Creemos que el niño y el joven pueden cambiar, pueden crecer y descubrir las maravillosas posibilidades que poseen, si hay alguien que les acompaña y ayuda a desarrollarlas.

     En segundo lugar, queremos ser testigos de que Dios es el gran maestro y educador. Es el que más cree en vosotros padres y alumnos. Creemos que nos ha llamado a vivir entre vosotros para que descubráis que no es necesario ser perfecto sino auténtico.

     En tercer lugar, queremos ser una prueba viva de que es posible la unidad, es posible vivir en comunidad y tener proyectos en común, a pesar de la diferencia de edad, de mentalidad y  maneras de ser. Vulnerables y frágiles, pero estamos decididas a compartir la fe, el trabajo y la vida en una causa común.

     Simplemente queríamos presentarnos, por si algún día se os ocurre preguntar quién contesta el teléfono los fines de semana, o quién se levanta a poner la calefacción todos los días, o quién defiende los intereses del colegio ante el ministerio, o quiénes viven en el edificio de la capilla de San Faustino Míguez...

       Son las mismas que todas las mañanas encuentran un motivo para seguir a Cristo como consagradas y pedirle por todos vosotros y las necesidades del mundo.